lunes, 27 de octubre de 2014

Técnicas de búsqueda de la información

Ya que este es un espacio dedicado a la información, qué mejor manera de empezarlo que incluyendo diferentes técnicas de búsqueda de la misma, sabiendo distinguir su fiabilidad y su correcto uso.

Objetivo:


Mediante una buena gestión de la información y el conocimiento, esta entrada persigue el objetivo de mejorar el uso y aplicación de la tecnología permitiendo alcanzar aquello que buscan de forma más rápida y sencilla.

La ventaja competitiva de una empresa vendrá dada cuanto mejor acceso y buen aprovechamiento tenga de la información. Por ese motivo cuanto mayor sea el manejo de estas técnicas de búsqueda de la información entre sus empleados, menor será el tiempo invertido en estas tareas.

Reflexionemos...


¿Sueles encontrar toda la información que buscas a la primera?¿En qué año has nacido?¿Consideras que eres de la generación de nacidos digitales?¿Estando en la era de Internet crees que sabes utilizarlo?¿Cuántas bibliotecas conoces y en cuántas has estado buscando información?

Si en algunas de estas preguntas has tenido problema para contestar de forma afirmativa, eres de los míos... Pero no preocuparos...¡NADA!
  • Yo no solía encontrar las cosas a la primera en Google y en muchos casos aun ni siquiera sé qué es lo que tengo que poner en el buscador para encontrarlo y evitar un exceso de información.
  • Si me sacabas del buscador de Google, ¡estaba perdida!
  • A mis 23 años pensaba que por tener móvil a los 15-16 años, (un Motorola que  por suerte ya estaba en color), era de esa generación afortunada...Luego te das cuenta de que los sobrinos ahora desde los 3 añitos manejan la Tablet mejor que yo, y posiblemente mejor que muchos también de aquí a año y medio.
 Lo que necesitamos para solucionar estos problemas es tener claro lo siguiente:
  1. En primer lugar, saber RECONOCER qué información necesito (qué dato o información busco).
  2. DÓNDE buscar dicha información. Conocer buscadores tanto generales como especializados.
  3. Saber formular buenas ESTRATEGIAS de búsqueda de tal forma que se minimice el tiempo empleado en esta actividad.
  4. ANALIZAR los resultados obtenidos, preseleccionar y valorar la fiabilidad de los mismos y DESCARTAR información innecesaria.
  5. Si además necesitamos CITAR trabajos, saber cómo hacerlo correctamente siguiendo unas normas básicas que encontrarás pinchando el enlace.

Técnicas de búsqueda y uso de la información (TBUI)

¿Dónde encontrar información?


Tenemos a nuestro alcance distintas fuentes que nos pueden proporcionar datos o información:
  1. Fuente primaria: es el material de primera mano que obtienes sobre aquello que deseas investigar (p.e. un dato, un libro, manual, tratado, etc.).
  2. Fuente secundaria: basada en fuentes primarias, que implica un tratamiento: generalización, análisis, síntesis, interpretación o evaluación (p.e. un periódico, enciclopedia).
  3. Fuente terciaria: es una selección y recopilación de fuentes primarias y secundarias. (p.e. bibliografías, catálogos de biblioteca, directorios, listas de lecturas y artículos sobre encuestas).
  4. Obras de referencia: Realizadas a partir de fuentes primarias o secundarias que forman una obra de consulta. Éstas pueden ser de información directa o indirecta según si proporcionan directamente la información sin necesidad de recurrir a otra fuente o no. (Ejemplo de lo 1º puede ser un diccionario y de lo 2º, un catálogo o bibliografía).
  5. Las PERSONAS. Los foros, listas de distribución, redes sociales, etc. son igualmente fuentes de información generadoras de opinión, preguntas, respuestas y de todo tipo de material online.


Tony Hernández, David Rodríguez (2008)



Sobre estas fuentes a día de hoy sabemos que nos proporcionan una cantidad creciente de información que incluso llega a sobrecargarnos y nos hace convertirnos en máquinas selectivas limitadas por nuestro nivel de conocimiento sobre el tema que estemos buscando.  Al no tener criterios suficientes para saber si una información es creíble o fiable se nos presenta la duda de cuál es la información que debemos desechar. ¿Qué hacemos?



¿Qué estrategia de búsqueda seguimos? ¿Qué ponemos en el buscador?



  • Sabiendo qué información buscamos, lo siguiente es descomponerla en tantos conceptos como sea posible transformándola en plabras-clave o frases.
  • Buscar sinónimos (idiomas-inglés).
  • Utilizar operadores booleanos (AND, NOT, OR, XOR) (pinchar en el concepto para saber qué son)
  • Delimitar alcance del operador (páginas en español, años, dominios, etc.).

¿Cómo saber si es fiable la fuente?


  1. Temporalidad/Actualidad: Comprobar la actualización de la información en la página web. (Vigencia de las fuentes). 
  2. Seguridad de la Web: Dudar y contrastar la información de aquellas páginas que no poseen "Aviso Legal", aparecen como "no seguras", 
  3. Autoridad: ¿figura el nombre del autor de la información o una bibliografía? Determinar si  hay una organización de prestigio detrás o la relevancia del autor.
  4. Precisión y calidad: Interesará principalmente que la información dada sea de fácil interpretación, con buena presentación, sin faltas de ortografía o publicidad sospechosa y atender al lenguaje empleado.
  5. Mejor si existe la posibilidad de extrapolar resultados. No utilizar información que no pueda contrastarse, referenciarse o verificarse por otras fuentes.
  6. Confiar más en fuentes de procedencias conocidas y cercionarse de que el documento es original y fidedigno y no corresponde a copias o textos plagiados. Mejor si la fuente se basa en una fuente con estas características.
  7. Prestar atención a la orientación de la fuente (política/económicamente ligada a algún partido, sindicato, empresa, etc.). Puede que su información no sea del todo clara si tiene sesgos políticos o ideológicos.
  8. Propósito/Público: ¿Está claro el propósito de la fuente y los usuarios a los que está dirigido?
  9. Necesidades especiales: Se puede acceder con equipos normales o necesitamos software especial.
  10. Otros aspectos de evaluación para elegir una fuente u otra pueden hacer referencia al diseño gráfico, si la carga de la página es rápida o permite que el usuario se comunique con el autor o responsable.


Algunos ejemplos de fuentes de información en la Web.

Open Access (OA):


Se basa en la publicación gratuita, permanente, inmediata, a texto completo y de acceso en línea, de todo tipo de material científico y académico digital.

- Ejs.

-E-Archivo de la Universidad: http://e-archivo.uc3m.es/dspace/
-Ventajas:
-Mayor acceso a la información y los resultados de investigación.
-Progreso del conocimiento y mayor avance de la actividad investigadora.


Diccionarios:



Enciclopedias:


Fuentes de información terciaria:

- Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid:
REBIUN Red de Bibliotecas Universitarias:
Biblioteca Nacional de España:
Bibliotecas del CSIC:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada